Leyenda: estudiantes de la Prepa 2 juegan a la Ouija (Segunda parte)

Hidalgo

Me contaron que el fin de semana, todos estuvieron inquietos y que no se explicaban por qué, una de las chicas del grupo me dijo que sus compañeros insistían en ir el domingo por la tarde a la casa donde realizaban la sesión con la Ouija, pero como algunos de ellos tenían compromisos familiares, solo lo hicieron 4.

Dieron las 7 de la tarde y estaban puntuales a la cita, se introdujeron a la casa con lámparas ya que pensaron que de noche era más emocionante, ya habiendo preparado todo, invocaron el espíritu de “Juan”, de pronto las luces de las linternas que llevaban comenzaron a fallar, y por supuesto todos se pusieron nerviosos pero continuaron. Por fin pudieron establecer contacto ya que con su nerviosismo y miedo no lograban concentrarse.

Decidieron no insistir y terminar la sesión, de pronto se escucharon unos gritos dentro de la casa, callados se quedaron sin moverse, la chica que en esa ocasión movía la tabla se desvaneció en la habitación, asustados y sin saber qué hacer, se quedaron a tratar de incorporar a la chica, los gritos cesaron y lo único que tenían en mente era abandonar la casa de inmediato. Con pasos lentos lograron salir sin más contratiempos, preguntaron a la chica cómo se sentía, ella decía que no recordaba el momento en que se sintió mal. Así se retiraron llevando a su compañera a su hogar.

Asustados les contaron a sus otros compañeros lo que había sucedido la noche del domingo, algunos de ellos enojados y otros sin decir nada, discutieron poniéndose al final de acuerdo que lo que hacían era responsabilidad de todos y que esa tarde preguntarían al  espíritu de lo acontecido. Todos se dirigieron de nueva cuenta a la casa, solo que en ésta ocasión la hermana de Patty los acompañó.

Ya estando en la casa, cuentan que se sentía mucho viento, que no dejaba de soplar y que ellos habían llevado velas por lo que les había pasado con las linternas, el viento no permitía prenderlas y empezaron la sesión con muy poca luz que quedaba del atardecer. Invocaron al espíritu de “Juan” y le preguntaron por qué su compañera se había sentido mal, a lo que les contestó que al no estar reunidos todos, había otros espíritus queriendo hacer contacto y que buscaban a las personas débiles para entrar en ellas

Por unos momentos todos se miraron, como queriendo preguntarse si querían seguir con el juego, nadie dijo nada pero intuían lo que todos pensaban, continuaron con la sesión preguntando a “Juan” que querían saber más de su asesinato, de pronto el triángulo se movió más lento, acercándose más la chica que tomaba nota ya que no distinguía lo que decía, les contestó, “Juan” ya no está aquí, y preguntaron si no eres “Juan” entonces tu quién eres, a lo cual el triángulo comenzó rápidamente a moverse, contestando letra por letra de forma muy marcada, y o s o y e l D i a b …, sin dejar terminar a la tabla salieron del lugar lo más rápido que pudieron, cayendo uno de ellos en las escaleras del sótano, lastimándose un tobillo, ayudando a su amigo a salir del lugar y abandonando a la Ouija en la casa.

Regresando todos de inmediato a la Prepa 2 hablaron de lo sucedido, decidiendo no jugar más con la Ouija ni regresar a la casa, ya no se hablaría más del asunto. Así pasaron dos semanas sin que nadie mencionara nada, hasta que de repente apareció de nueva cuenta la Ouija en el escritorio del cubículo, preguntándose entre ellos quién la había traído de vuelta a la Prepa, todos respondían que ellos no habían sido, que no se explicaban, decidiendo dejarla atrás de un locker, ya que todavía estaban asustados.

A los dos días uno de los estudiantes comenzó nuevamente a hablar de la Ouija, convenciendo al resto del grupo a jugar nuevamente, así continuaron jugando pero sin hacer preguntas fuertes, decidieron hacerlo solo por diversión. Uno de los espíritus con los que hablaban les dijo que él vivía cerca de ahí, que si querían ir a su casa, los muchachos nuevamente cayeron en las redes de la Ouija, les dio una dirección, tomando nota rápidamente. Las casa estaba en el 2012 de la calle Hidalgo, de inmediato se trasladaron al lugar, empezando su verdadera pesadilla de la cual tendrían que pagar las consecuencias.

Mañana la tercera parte del relato…

Laurita Garza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vamos a Regiar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Leyenda: estudiantes de la Prepa 2 juegan a la Ouija (Segunda parte)

  1. ernesto marroquin dijo:

    Yo fui uno de ellos, te quiero comentar que a la iglesia a la que acudimos no es “la Salle”, es una que se encuentra en Mitras Sur, (no recuerdo el nombre), y el padre, esa noche encendió la iglesia, y nos hizo jurar con la mano en el altar, que no volveríamos a “jugar” a la ouija.

    Otra cosa es que si nos seguimos viendo, no muy seguido, pero aun nos frecuentamos y tenemos contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s