Leyenda: alumnos de la Prepa 2 juegan a la Ouija (Tercera y última parte)

Chepevera1

Al llegar al lugar señalado se dieron cuenta de que era una casa muy grande y abandonada, parecía imposible entrar a la propiedad, todos le dieron vuelta a la casa en busca de alguna forma de cómo ingresar, al llegar a la parte trasera encontraron la única manera para introducirse en ella, encontrándose con un portón de dos hojas en color blanco que daba a la parte de la lavandería, estaba cerrado con alambrón grueso, parecía imposible abrirlo y lo extraño es que se dieron cuenta que estaba cerrado hacia adentro de la casa.

Algunos de ellos intentaron abrirlo, e incluso el que tenía más fuerza no lo logró, ya se estaban dando por vencidos cuando una compañera les dijo, “pues por qué no hacemos contacto con el espíritu aquí, tal vez nos pueda decir cómo abrirlo o por dónde entrar”, checaron que no los viera nadie e hicieron lo necesario para contactarse. El espíritu les dijo que no era seguro que hicieran la sesión en la calle y les dijo que Raúl era el indicado para abrir ese portón, pensaron que era una broma y todos se rieron de Raúl, ya era el más delgado y chaparrito de todos, la Ouija ya no contestó nada, nerviosos le indicaron a su amigo que hiciera lo que dijo el espíritu, lo intentó y cuál fue su sorpresa que el alambrón cayó sin esfuerzo, todos asombrados pero contentos ingresaron a la parte trasera de la vivienda.

Ya estando ahí entraron al área de la lavandería e intentaron hacer contacto con el espíritu para saber si ahí era el lugar preciso para que les contara su historia, pero no contestaba, se empezaron a desesperar y caminaron hacia el interior de la residencia que tenía una puerta abierta, la cual daba hacia la cocina, de nuevo lo intentaron sin recibir respuesta alguna, ya estando en la cocina pues decidieron ir más adentro de la casa, entrando al área de la sala, en donde nuevamente le hablaban al espíritu, obteniendo un resultado positivo, les dijo que fueran al segundo piso, para ser precisos al baño principal, que era la primera puerta al subir la escalera, todos hicieron lo que se les indicó, ya estando en la pieza, había una gran tina de baño, en donde algunos de ellos se sentaron dentro de ella para estar más cómodos y comenzaron la sesión, el espíritu les contó que él había vivido ahí con su familia, que tenía dos hijos pequeños y una bella esposa, relatándoles lo sucedido el día de su muerte.

Todos estaban callados atentos al triángulo, el cual se movía con gran agilidad, les dijo que ese día él llegó a su casa más temprano que de costumbre, entrando sigilosamente a la casa para darle una sorpresa a su esposa e hijos. Buscó a su esposa en su habitación pero no la encontró, buscándola después en el baño, y ahí fue donde la halló. De pronto la Oiuja empezó a moverse de un lado para otro sin coherencia en lo que decía, luego paró un momento y les dijo que salieran inmediatamente ya que alguien estaba a punto de llegar a la casa, sin pensarlo los jóvenes salieron corriendo de la residencia, a penas cruzaron la calle y ya arriba de la camioneta en la que viajaban, vieron llegar a varias granaderas al lugar, introduciéndose para revisarlo.

Los jóvenes que estaban asustados pero emocionados de haber podido salir de la casa sin que los detuvieran, se fueron a la Prepa 2 y ahí convinieron que lo mejor sería esperar unos días para volver de nuevo al domicilio y hacer contacto de nuevo con el espíritu que en ninguna ocasión les había dicho su nombre.

Y así pasaron cuatro días, volvieron a la casa con más cuidado de no ser observados por los vecinos, hicieron contacto con el espíritu y continuó con su relato, les dijo que al entrar al cuarto de baño se encontró con que su esposa no estaba sola, estaba recostada dentro de la tina de baño con la sirvienta, y que su reacción fue de irá, tomando un espejo del mismo baño y golpeando a la chica de servicio dejándola inconsciente, después dijo que se abalanzó contra su esposa tomando un trozo de espejo y la degolló, para después ahorcar con sus propias manos a la sirvienta, estando en shock corrió en busca de sus hijos que estaban en sus habitaciones, a los cuales asesinó con sus manos, para después buscar un arma que tenía en su escritorio y terminar con su vida.

Todos estaban atentos a todo lo que el espíritu les estaba contando, no daban crédito a los hechos relatados por el mismo, ellos le preguntaron por qué los había contactado, que si necesitaba algo de ellos, a lo que respondió que sí, que después se los haría saber.

Se retiraron del lugar sin comentar entre ellos, llegando a la Prepa y ahora sí comentando de lo que les había contado el espíritu, estando todos emocionados por la experiencia anterior y sacando sus propias conclusiones, al momento de tocar el turno de comentar a una de sus compañeras, no respondió y al voltear todos a verla, se dieron cuenta que sus grandes ojos verdes estaban en blanco como si estuviera en trance, acercándose todos a ella e intentando que les respondiera, de pronto ella empezó a hacer movimientos y ruidos extraños, asustándose todos sin saber qué hacer, ella comenzó a aventar a sus amigos y entre varios la pudieron sujetar, algunos de ellos salieron huyendo de miedo del lugar, quedándose unos cuantos, los cuales entre gritos decidieron pedir ayuda a un maestro de confianza de ellos que se encontraba cerca.

Le contaron rápidamente lo que habían estado haciendo con la Ouija, el maestro les respondió que tenían que llevarla a una iglesia para que un sacerdote les ayudara, ofreciéndose a acompañarlos para ayudar a la chica.

Rápidamente se dirigieron a la Iglesia San Juan Bautista de La Salle, ya que estaba muy cerca de la Prepa, el trayecto fue difícil ya que ella empezó a golpearlos y a arquearse de una manera muy extraña, hablando incoherencias con los ojos en blanco.

Llegaron a la Iglesia causando asombro y miedo entre los pocos feligreses que estaban en el lugar, intentando controlar a la compañera para poder llegar hacia el sacerdote, que no estaba ahí, sino en las oficinas y que al darse cuenta del alboroto fue con ellos, preguntando qué sucedía, uno de ellos le respondió que su amiga estaba poseída ya que tenían varias semanas jugando a la Ouija, sorprendido el sacerdote se acercó a ella tocándole la frente, ésta aventó a sus compañeros y cayó al piso.

El sacerdote les pidió que la trasladaran a la parte trasera de la Iglesia, que iba a tratar de ayudarla, que él iría a su oficina por algunas cosas que necesitaría para ayudar a la chica, con mucho esfuerzo y valentía de parte de los compañeros y el maestro, lograron llegar hasta donde les habían indicado, el sacerdote llegó con una biblia, un rosario y agua bendita , les pidió que la sujetaran fuertemente ya que iba hacer unas oraciones para liberar el espíritu que se había apoderado de su amiga.

Después de varios minutos en los que el sacerdote oraba en latín y rociaba con agua bendita en varias ocasiones a la chica, ésta cayó desvanecida en el piso, indicando el sacerdote que no se le acercarán que había que esperar unos minutos a que sola se despertará y volviera en si, quedándose todos en completo silencio.

La chica al cabo de veinte minutos despertó, preguntando qué pasó, por qué estaba en el suelo y por qué en una iglesia, el sacerdote le explicó lo que le había sucedido, diciendo que había espíritus que esperaban el momento de ser liberados, que así como existía Dios también había fuerzas malignas que buscaban liberarse del infierno por medio de almas débiles a las que con engaños podían manipular, y que ellos al jugar a la Ouija estaban abriendo un portal del mal, aconsejándoles que se deshicieran inmediatamente de la tabla, que fueran todos los que la habían jugado a un río y que la dejaran ahí, ya que el agua era signo de purificación del alma.

El maestro se ofreció a llevarlos al día siguiente a todos al Río Ramos para que se deshicieran de ella, y así lo hicieron, pero al volver a la Prepa al día siguiente se encontraron con la desagradable sorpresa de que la tabla estaba ahí, sin pensarlo mucho decidieron renunciar todos a la Sociedad de Alumnos, dejando la Ouija escondida en ese lugar.

Ésta historia es real, la persona que me contó participó hasta el final en ella y actualmente es maestro de la Preparatoria en donde ocurrieron los hechos, me comenta que todos se distanciaron, que nunca más se volvieron a hablar hasta la fecha.

Laurita Garza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vamos a Regiar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s